jueves, 7 de abril de 2011

El increible castillo vagabundo....

Seguramente muchos conocen esta pelí del genio Hayao Miyazaki. Y otros pocos, los menos me arriesgo a decir, el maravilloso libro de Diana Wynne Jones en el que la pelí está basada.


Y si no lo conocen aca va un mini resumen:

Sophie es la heredera de una tienda de sombreros, lleva una vida muy tranquila ( por no decir monotona y aburrida - al punto que habla con los sombreros que fábrica-) Pero un día la malvada bruja del Paramo, sin razón aparente la convierte en una anciana de 90 años.Sophie se resigna y decide huir. Pero no tiene en cuenta que su cuerpo ya no es el de una chica de 17, sino el de una persona muy mayor, y en mitad de las frías colinas el cansancio la vence. En eso es recogida por el castillo ambulante del malvado mago Howl, temido por todos en su pueblo ya que secuestra a jovencitas y les roba el alma.Aunque a ella le importa bien poco la reputación del mago ya que solo quiere un lugar caliente dónde descansar. En eso encuentra la forma de romper el hechizo de la bruja. Calcifer, el demonio de fuego que posee Howl y que hace que el castillo se mueva, le propone ayudarla si ella rompe el contrato que el mantiene con el mago, el únicoproblema es que Sophie tiene que descubrir por su propia cuenta en qué consiste el trato, ya que calcifer tiene prohibido emitir palabra alguna al respecto.


Siempre tuve un gran dilema con está historia. El libro me fascina ( al final del post está el link para descargarlo) es una de las historias más bonitas que he leido en toda mi vida. Howl es taaaaaan extremista y exagerado, un mandón engreido. Es adorable ^^Pero también me gusta mucho, mucho, mucho la película! si no se dan cuenta de en qué radica el problema, les digo esto: la película nada qué ver con el libro! Es una obra de arte, Hayao es un genio y la hizo espectacular. Pero cambió un montón la trama. Y sin embargo, contrariamente a lo que suelo sentir cuando cambian tanto un libro al llevarlo al cine, amo la película tanto como el libro.

Algunas citas. Cabe aclarar que esto tiene SPOILERS de la historia:

Del libro:


Llegó al rellano y se encontró con Howl en el umbral de su cuarto. Estaba apoyado indolentemente sobre una mano y le bloqueaba totalmente el paso.—Ni se te ocurra —le dijo en tono agradable—. Me gusta sucio, gracias.Sophie lo miró con la boca abierta.—¿De dónde has salido? Te he visto marcharte.—Eso ha sido para despistar —dijo Howl—. Ya has sido bastante mala con Calcifer y Michael. Era lógico que hoy me tocara el turno a mí. Y a pesar de lo que te haya dicho Calcifer, soy mago. ¿O es que creías que no podía hacer magia?Aquello echaba por tierra todas las teorías de Sophie, pero se habría muerto antes que admitirlo.—Todo el mundo sabe que eres mago, jovencito —declaró con severidad—. Pero eso no cambia el hecho de que tu castillo sea el lugar más mugriento que he visto en mi vida.~


—¡Ibas a rescatar al príncipe! —exclamó Sophie—. ¿Por qué fingiste escapar? ¿Para engañar a la bruja?—¡Pues no! —gritó Howl—. ¡Soy un cobarde! ¡La única manera de atreverme a hacer algo tan terrorífico como esto es convencerme a mí mismo de que no lo voy a hacer!~
Ahora sí que se había cumplido casi toda la maldición, pensó Sophie mientras se dirigía a arreglar las flores frescas en el escaparate de la tienda. La raíz de mandrágora había tenido un niño. Solo faltaba una cosa: el viento para impulsar una mente honesta. Sophie pensó que si eso significaba que la mente de Howl tenía que ser honesta, había una posibilidad de que la maldición nunca se cumpliera. ~


—Me refería a que siempre dejas a las chicas en cuanto consigues que se enamoren de ti —dijo Sophie—. ¿Por qué lo haces?Howl levantó una mano temblorosa hacia el dosel de la cama.—Por eso me gustan las arañas. Si al principio no lo consiguen, lo vuelven a intentar. Yo lo intento —dijo con gran pesar—. Pero la culpa es mía, porque hice un trato hace años y ahora jamás seré capaz de amar a nadie de verdad.~


¡Hay que ver con estos magos! ¡Como si fueran los únicos en pillar un resfriado! A ver, ¿qué te pasa? —preguntó, avanzando a tientas por la habitación hasta la alfombra mugrienta.—Me muero de aburrimiento —dijo Howl con un tono patético—. O a lo mejor, simplemente, me muero.~


—¡Desde luego! —exclamó—. ¡Cómo podéis hablar tranquilamente los dos con tanta maldad! Al menos, supongo que no puedo culpar a Calcifer, pues para eso es un demonio mal¬vado. ¡Pero tú, Michael!—¡Yo creo que no soy malvado! —protestó Calcifer.—¡No me lo tomo con tranquilidad, si eso es lo que crees! —dijo Michael—. ¡Si supieras todos los problemas que hemos tenido porque Howl no deja de enamorarse! Nos han puesto juicios y han venido hombres a retarle a duelo, madres ar¬madas con rodillos, y padres y tíos con porras. Y tías. Las tías son terribles. Te atacan con alfileres de sombrero. Pero lo peor es cuando las mismas chicas averiguan dónde vive Howl y se plantan en la puerta, tristes y llorosas. Howl se escapa por la puerta trasera y Calcifer y yo tenemos que lidiar con todas ellas.~


—Creo que deberíamos vivir felices y comer perdices.

A ella le pareció que lo decía en serio. Sophie sabía que lo de comer perdices con Howl sería mucho más ajetreado de lo que se daba a entender en los cuentos, pero estaba dispuesta a probarlo.

—Será espeluznante —añadió Howl.—Y me explotarás —dijo Sophie.

—Y tú cortarás todos mis trajes para darme una lección —replicó Howl.~


De la pelí:

-Me encuentro mal, como si tuviera un gran peso en el pecho...

-Un corazón es una pesada carga.



Más de Howl ... AQUI
Descarga el libro:


Ojala les encante ^^




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada