viernes, 11 de noviembre de 2011

Joe no es un monstruo


Joe no es un monstruo.
Creanme. Conozco a Joe mejor que a nadie,
Joe es un buen chico, incapaz de matar una mosca.
La verdad es que no sé cómo empezaron a circular esos rumores.
Supongo que fue alguien de su colegio. Alguien le diría a otro alguien al oído que Joe era un monstruo y el rumor corrió como la pólvora.
Ahora Joe tiene a todo el colegio en contra. Los niños le tienen miedo. Se burlan de él a sus espaldas.
Los populares le gritan al pasar: "¡Eh, tú, monstruo!" y se echan a reír al ver que se ruboriza.
Uno escribió la palabra "MONSTRUO" en su casillero. Otro le coló en la mochila un monstruito de esos de juguete que funciona a cuerda.
Por culpa de esos asquerosos rumores, ahora nadie se junta con Joe. Come solo en un rincón del comedor.
Nadie lo quiere en su equipo cuando juegan al futbol al salir de clases. Así que no le queda más remedio que ver los partidos fuera del campo, y a solas.
Nadie quiere ser su pareja de baile. Nadie le dirige la palabra en los pasillos ni en el aula.
Ayer, un chico de los cursos superiores le pegó un puñetazo en el pecho y le dijo: "Largo de aquí, monstruo".
Joe se fue a casa llorando. Porque, no sé si lo saben, pero a Joe le duelen mucho todos estos rumores. Joe tiene sentimientos, como todo el mundo.
Él quiere tener amigos. Y que la gente lo quiera.
Joe es un buen tipo. Es amable y generoso, y tiene un gran sentido del humor. Puede ser un gran amigo.
Joe no me ha pedido que hablara en su favor. Lo hago yo por mi cuenta. Quiero poner las cosas en claro de una vez por todas.
JOE NO ES UN MONSTRUO, de eso nada de nada.
¿Qué por qué se tanto de él?
Fácil de responder: nadie está tan unido a él cómo yo, nadie lo conoce mejor que yo.
Porque yo soy la segunda cabeza de Joe. 
R.L Stine

 
Amaba este cuento cuando era chiquita. Me encanta, siempre me causó gracia. Yo sería amiga igual de Joe, pobre jaja

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada