domingo, 20 de mayo de 2012

Este es un tributo a todos los caídos en la literatura

Antes que nada, voy a mencionar, por historia, aquellas muertes que me afectaron más. No todas, o seria demasiado.
Harry Potter


J.K. Rowling, en lo que a mí respecta, es una asesina arruina infancias.
Lily y James Potter, aunque suene curioso, no fue hasta el último libro de la saga que sus muertes no me afectaron. El sacrificio de James me conmovió muchisimo.
Lupin y Tonks, me partió el alma que murieran los dos. Dos inadaptados, dos incomprendidos que por fin le habían dado una oportunidad a la felicidad, hasta que JKR decidió truncarla y dejar a un huerfano. Lo que Lupin le dice a Harry cuando usa la piedra de las reliquias de la muerte, que murió haciendo un mundo mejor para Teddy, todavía me hace llorar.
Sirius y Dumbledore, lapidenme fans, pero lo que más me dolió de sus muertes fue la desazón de Harry, no sus muertes en sí. Aunque admito que me dolio más Sirius que Dumbledore.
Severus y Fred, creo que Snape murió como un héroe y que merecía ese honor. Fred simplemente me mató. Tengo cierto trauma con los gemelos, me pongo en el lugar de George y me siento totalmente devastada. Una de las muertes más dolorosas de la saga.
Dobby y Hedwig, porque para JKR matar a los personajes más queridos no era suficiente, tenía que matar a criaturitas adorables. Con Dobby me lloré la vida, ¡fue muy injusto! Pero también murió como todo un heroe. Lo de Hedwig fue pura maldad. Rianse si quieren pero me costó asimilar su muerte, ¿qué tipo de monstruo mata a la mascota de su propio hijo?

Los juegos del hambre


Finnick Odair y Prim Everdeen, todavía no puedo creer que Collins haya asesinado a Finnick y de una forma tan poco... no sé, ¿digna? Lo destrozaron los mutos, ¿por qué una muerte tan horrorosa? ¿Por qué? Juro que me cuesta mucho tragarlo. Cuando leí el libro y él murió, no lo creía, pensaba que de un momento a otro iba aparecer y hacer un chiste alusivo a su falta de camisa.El hecho de que nos hiciera encariñar con él, que nos contara su conmovedora historia, para después borrarlo del mapa así como así es casi ruin. Ni hablar de hacer mención de su hijo al final. ¡Qué manipulación sentimental tan sucia, Collins!
Prim, admito abiertamente que su muerte me dolió menos que la de Finnick. Encuentro el hecho trágicamente irónico. Todo empieza por ella, por la desesperación de Katniss por salvar su vida. Y termina siendo la única de su entorno quién muere. Ironía pura.
Narnia



Edmund, Lucy y Peter Pevensie, Eustace Scrubb y cia. Las muertes en Narnia son distintas, no menos trágicas, no menos dolorosas, pero tienen un final feliz. Si creen que la muerte no puede tener un final feliz, entonces no leyeron Narnia.
Me lloré la vida con La última batalla, tan trágico y emotivo. Me acuerdo y lloro, tengo problemitas.
Cirque du freak



Larten Crepsley y Arra.
¡Hay, Larten, Larten, Larten!
*Se va a llorar a un rincón porque todavía no puede asumirlo*
Lo peor de la muerte de este personaje que comenzamos odiando y acabamos amando con todas nuestras fuerzas, es la forma en la que Darren Shan juega con nosotros, finge que se salva y termina resultando que Darren (el protagonista) se lo imaginó todo y sí está muerto. ¡SOS TAN MALO SHAN!
Arra, ella se va primero que Larten y eso es lo que nos destrosa. Arra era su esposa (en ese momento no, pero él la amaba con locura) su muerte es desgarradora por la forma en la que afecta a Larten.

Entrada triste la de hoy. Hay muchos personajes más que me han hecho llorar como loca, pero creo que con estos ya es suficiente.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada