miércoles, 26 de diciembre de 2012

Poison, Maria V. Snyder

Titulo: Poison
Titulo original: Poison study
Autor: Maria V. Snyder
Genero: Fantasía, drama
Fragmentos:

"-Es tu elección, Yelena.
Mi elección no estaba contenida en alguno de los escenarios que proponía Valek.
Mi elección era estar en algún lugar en el que mi vida estuviera fuera de peligro. Mi elección era estar allí donde no tuviera un asesino por jefe y a algún desconocido tratando de hacer mi ya intensa vida, aún más complicada. Mi elección era ser libre."

"Envenenada, perseguida y viviendo con un psicópata. No es exactamente lo que yo consideraría una buena vida. La muerte tiene sus ventajas -resopló-.Viendo tu miserable existencia, deberías haber elegido la horca, Yelena. Eso te habría ahorrado algún tiempo."

Reseña:

Yelena está condenada a muerte por asesinar al hijo de su tutor, luego de pasar un año entero encerrada en un inmundo calabozo, ha llegado el momento de su encontronazo con la horca. Cuando la llevan ante Valek, la mano derecha del Comandante Ambrose, este le da una noticia inesperada. El catador de venenos del Comandante ha muerto y el Código de conducta ordena que ese puesto debe ser ofrecido al próximo condenado en la lista a ser colgado. Así las opciones de Yelena se reducen a una muerte rápida e inmediata o a la perspectiva de una lenta y dolorosa. Y ella, sin dudarlo, opta por la segunda.

Mi opinión:

Este libro se convirtió en uno de mis favoritos. ¡Es tan lindo! Pienso en él y me siento feliz, por descabellado y exagerado que suene. Qué linda historia.

Yelena es una huérfana que fue adoptada por el coronel Brazell y cuya hospitalidad y buena voluntad pagó asesinando a su único hijo. Suena mal, ¿no? No nos enteramos enseguida de las causas de este acto de violencia y eso hace que nuestra relación con la protagonista sea rara, porque nos cae bien, intuimos por qué puede haber matado (incluso la comprendemos con pena), pero no deja de ser una asesina.

El día que cree que llegó su hora final, la vida le da una segunda oportunidad y ella elige seguir viviendo aunque sabe que no va a ser fácil y que va a estar más que expuesta a la muerte y el peligro. Para confirmar esto último, para prevenir que una vez devuelta su libertad no se fugue, Valek la envenena tan pronto como ella acepta el trato y solo seguirá viviendo si cada mañana se presenta ante él a tomar el antídoto. Es decir, le permiten seguir viviendo, le dan una sensación falsa de libertad, pero la atan a su cargo de manera irreversible.

La historia está ambientada en la edad media, aunque a mí por alguna razón se me antojó un entorno medieval futurista, con tintes steampunk a pesar de que no hay nada que lo indique. (Mi cabeza hace lo que quiere y es genial jaja). No soy muy fan de la fantasía histórica y mi primera reacción hacia el entorno no fue buena. Pero eso cambio con el paso de las páginas, me encantó, es un libro ameno y con mucha, mucha acción.

El Comandante Ambrose, un hombre con ideas muy firmes y una mente muy abierta, quince años atrás venció al rey acabando así con su despotismo y tomando el mando sobre el reino de Ixia, convirtiéndolo en una nación pacifica y ordenada que se rige por un estricto Código de conducta. Esto, a mi parecer, le da a la historia ciertos aires distopicos que, de nuevo, son errados. Pero es mi impresión.

Al sur de Ixia se yergue el reino de Sitia. Allí fueron desterrados todos los magos ya que al ser devotos del rey, el Comandante los quiso fuera de Sitia. Y esto le acarrea otro problema a Yelena, además de ser una asesina que vive con un espía malhumorado (quien también es un asesino profesional), aka Valek, además de estar envenenada, además de que Brazell encuentra inadmisible que continúe con vida y quiera matarla, además de estar expuesta a posibles venenos en la comida de su jefe, además de que el fantasma de su victima no deja de perseguirla, una hechicera se cruza en su camino buscando asesinarla y, la peor parte, descubre que sangre mágica corre por sus venas y que si no desarrolla sus poderes, estos van a destruirla.

Así que de pronto se encuentra en otro aprieto: si no huye a Sitia, en menos de un año sus poderes van a hacer que sufra una combustión espontánea y muera abrazada. Si huye, va a sufrir la dolorosa agonía de morir a causa del veneno que Valek le ha provisto. Y si Valek o el Comandante descubren su condición, lo más probable es que la devuelvan a la horca. En simples palabras, aceptando el cargo de catadora, Yelena -sin saberlo- solo extendió y le dio variedad a su condena de muerte.

Hablemos de los personajes, que son muy queribles.
Tenemos a Yelena, que es una obstinada y en más de una ocasión te dan ganas de pegarle. Es la típica protagonista que si se mete en problemas es porque se los busca. Sin embargo, no es un personaje desagradable, es valiente y como ya tocó fondo es capaz de cualquier cosa. Además, secretamente, tiene la esperanza de salir viva de todo este embrollo y ser feliz. Sin contar que ha sufrido mucho, muchísimo y es muy fácil, si no sentir cariño por ella, ponerse en su lugar y comprenderla.

Vamos con Valek. Es muy difícil adivinar cuando se nos presenta un personaje antipático y malhumorado, que encima envenena a la protagonista, que vamos a terminar amándolo. Amándolo tanto.
Es un personaje del que no podes no enamorarte, porque es duro, porque es rudo, porque es fuerte, porque es un misterio, porque es leal hasta la médula, porque es protector y gracioso, porque oculta un lado sensible, porque es un artista, un sabio, un luchador. Y es sexy.
Sexy, y Yelena lo confirma cuando tiene el buen tino de decirnos lo bien que le queda el uniforme cuando se lo ve ir, jaja.

El Comandante es un hombre admirable y un personaje muy interesante, pero al final no se porta bien, así que perdió mi respeto como persona cuando prefirió atenerse al Código y no ceder al agradecimiento.
Ari y Janco, soldados amigos de Yelena, ellos le enseñan a luchar. Son demasiado geniales, esos personajes super carismáticos que amas desde el momento mismo en que entran en acción.
Rand, el cocinero. También amigo de Yelenia, pero no es tan carismático como los otros y si bien lo terminas queriendo, te cuesta confiar en él.

Hay más personajes, pero no quiero detenerme profundamente en todos ellos porque esto sería muy extenso y ya hablé de Valek, así que todo lo demás importa poco.

La historia tiene de todo, fantasmas atormentando a su asesino, traiciones, mucha acción, una protagonista fuerte, con carácter que va a luchar con uñas y dientes por su vida, misterio, magia, nerviosismo, muerte y una dosis justa de romance, que nos deja el corazón latiendo a mil kilómetros por hora.

El romance no es el tema central de la historia y no me lo venía venir, pero cuando pasó fue tan... lindo.

Juro que fue perfecto, muy emocionante y conmovedor. Realmente te llega y el hecho de que la escritora haya decidido cocerlo a fuego lento le da una veracidad y una solidez indiscutible.

Por supuesto, la trama tiene su lado flaco, y podemos toparnos con varias obviedades. Pero ninguna demasiado seria y no le quitan gracia a la historia.

Me encantó este libro, lo recomiendo ciegamente y espero con una ansiedad atroz tener tiempo para poder leerme los que le siguen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada